sábado, 21 de agosto de 2010

El lenguaje del ADN


El ADN puede ser influenciado y reprogramado por las palabras y las frecuencias de acuerdo a descubrimientos de investigadores rusos.
Con la investigación de cientificos como Peter Gariaev, de la Academia de Ciencias de Rusia, se puede explicar directa o indirectamente y a la vez comprender fenómenos como la clarividencia, la intuición, actos espontáneos y de sanación a distancia, auto sanación, técnicas de afirmación, la influencia mental sobre los patrones del tiempo y mucho más. Además, existe evidencia para un nuevo tipo de medicina en la cual el ADN puede ser influenciado y reprogramado por las palabras y frecuencias sin extraer y reemplazar los genes individuales, como se hace con técnicas convencionales. En otros términos, es posible con el pensamiento incluso influir a nivel genético en nuestro cuerpo y en la curación de enfermedades.

Solamente el 10% de nuestro ADN está siendo usado para producir proteínas. El otro 90% es considerado "ADN basura o desperdicio".

Los investigadores rusos convencidos que la naturaleza no es silenciosa, reunieron a genetistas y lingüistas para explorar ese 90% de "ADN basura". Sus resultados, hallazgos y conclusiones son muy interesantes y revolucionarios.

De acuerdo a ellos, nuestro ADN no es sólo responsable de la construcción de nuestro cuerpo sino que también sirve como almacenaje de información y comunicación. Los lingüistas rusos descubrieron que el 90% del código genético aparentemente inservible, sigue las mismas reglas que todos los idiomas humanos. Para este fin ellos compararon las reglas de la sintaxis, es decir la forma en que las palabras son puestas juntas para formar una frase y oraciones, la semántica, o sea el estudio del significado en las formas de la lengua y la gramática o conjunto de reglas y principios que rigen el uso de un idioma.

Los investigadores descubrieron que los nucleótidos de nuestro ADN siguen una gramática regular y tienen reglas fijas tal como nuestro idioma, independientemente de cuál sea este.
Es decir, relacionamos el lenguaje de los propios lingüistas con el de los biólogos y vemos que definen el fonema como la unidad mínima de una lengua que no se puede analizar en unidades más pequeñas (al igual que el nucleótido en la molécula de ADN) y cuya función se define a través de:

a) Su expresión: Que es la materialización de los mismos (el sonido vibracional, la onda)
b) Su forma: Que es el lugar que ocupan en el sistema (la cadena de ADN).
c) Su contenido: Que es el papel que puedan desempeñar y el uso que pueden tener en una lengua (la formación de determinadas proteínas en función de sus relaciones).

Y otro tanto ocurre cuando leemos que el valor de las piezas de una lengua reside en las relaciones que se establecen entre ellas (como las bases nitrogenadas en nuestro ADN). Pues bien, los investigadores rusos han descubierto que la inteligencia subyacente en los procesos que dan lugar a una lengua se da ya en la interrelación y elección de nucleótidos para la síntesis de proteínas a nivel del ADN.

Hallaron que los pares de bases de nuestro ADN se combinan tal como se hace en la gramática regular y han establecido reglas como nuestras idiomas. Así que las lenguas o idiomas no surgieron por coincidencia, sino que son un reflejo de nuestro ADN inherente.
El biofísico ruso y biólogo molecular Pjotr Garjajev (Peter Gariaev) y sus colegas también exploraron la conducta vibracional del ADN: "La función de los cromosomas vivientes como computadoras holográficas/solitónicas utilizando la radiación láser endógena del ADN".

Esto significa que se las arreglaban, por ejemplo para modular ciertos patrones de frecuencia hacia un rayo láser y con él influenciaban la frecuencia del ADN y así la información genética misma. Ya que la estructura básica de los pares de bases nitrogenadas del ADN, y del lenguaje, es de la misma estructura, ninguna decodificación de ADN es necesaria.
El Grupo de investigación de Gariaevs tuvo éxito al comprobar que cromosomas dañados por rayos X pueden ser reparados. Captaron patrones de información de un ADN en particular y lo transmitieron hacia otro, así reprogramando las células a otro genoma. Así que ellos transformaron con éxito, por ejemplo embriones de rana a embriones de salamandras simplemente por transmitir los patrones de información del ADN.

De esta manera la información completa fue transmitida sin ninguno de los efectos colaterales o disarmonías encontradas cuando se sacaban y reintroducían genes individuales provenientes del ADN. Más información en el post relacionado: 21/11/2008

Esto representa una verdadera revolución. Todo esto simplemente por aplicar vibración y lenguaje en lugar del procedimiento convencional de cortar y pegar.

Este experimento evidencia el inmenso poder que tiene la onda (vibración) sobre la genética.

Muchos maestros espirituales han sabido que nuestro cuerpo es programable mediante el lenguaje, las palabras y el pensamiento. Ahora esto ha sido científicamente probado y explicado. Por supuesto, la frecuencia tiene que ser correcta. Y esta es la razón porque no todos tienen éxito de igual manera o pueden hacerlo siempre con la misma fuerza. El individuo debe trabajar en los procesos internos y madurar para establecer una comunicación conciente con el ADN.
La práctica regular de zazen, favorece la expansión de la conciencia y fortalece la energía vital. La calma, el equilibrio y la concentración que se experimentan durante la meditación influye directamente en la capacidad para reprogramar, no solo conductas si no la estructura misma del ADN, y esto tambien es motivo de investigación científica.

Los investigadores rusos están convencidos de que armonizando los sonidos que emitimos - es decir las palabras - en una determinada frecuencia se puede llegar a influir en el ADN. esto puede explicar los descubrimientos del investigador japonés Masaru Emoto quien ha demostrado - a través de experimentos repetibles y acompañados de gran cantidad de imágenes gráficas - cómo las palabras y la música son capaces de alterar la estructura molecular del agua. Y no olvidemos que estamos formados por 2/3 partes de agua.
También podríamos entender mejor cómo el sonido de los cuencos de cuarzo pueden curar el cáncer.
Actualmente la música, como terapia, ocupa un rol destacado en la cura de muchas enfermedades neurológicas, inmunológicas y psicosomáticas.

La base de todo este complejo proceso de intercambio de "textos" en forma de sonidos yace en la naturaleza vibracional. El ADN se expresa, según los investigadores rusos, a través de ondas (solitónicas) que pueden almacenar información durante mucho tiempo y son capaces de propagarse, sin deformarse, a grandes distancias en medios no lineales.

Para hacerse una idea de la capacidad de las ondas solitónicas, en 1988 Thierry Georges y su equipo del Centro de Investigación y Desarrollo de France Telecom combinaron ondas solitónicas de diferentes longitudes para realizar una transmisión superior a un terabit por segundo ( 1.000.000.000.000 bits/segundo)

"La mayoría - explica Gariaev - intenta entender los principios del ordenador biológico que es el ADN a través de una fijación exclusiva a las reglas del ADN de Watson, Crick y Chargaff, la igualdad entre las bases de adenina-timina, guanina-citosina. Y eso es correcto pero no suficiente.
El ADN en los sistemas vivos tiene atributos de onda que nos llevan a una dimensión desconocida. El "muy conocido" código genético es tan sólo la parte del código referida a la síntesis de proteínas... y nada más. Pero los cromosomas trabajan como ordenadores solitónicos holográficos bajo la influencia de radiaciones láser endógenas de ADN".

El ADN funciona como una antena cuyas caracteristicas vienen determinadas por su tamaño. La molécula extendida tiene alrededor de dos metros de longitud y una frecuencia natural de 150 megahertzios. Curiosamente esta frecuencia está exactamente en la banda utilizada por el radar humano para las telecomunicaciones e ingeniería de microondas. Es decir, nosotros usamos exactamente el mismo rango de frecuencia para recibir y emitir señales a nivel de ADN que en nuestra tecnología.


El ADN no sólo puede resultar afectado por la radiación electromagnética de forma dañina sino también puede ser alterado en la dirección contraria con la radiación adecuada porque para ello somos portadores de un microchip electrobiológico, un superconductor que toma la información electromagnética del medio ambiente, la almacena y probablemente después de codificarla puede también emitirla.

Los rusos descubrieron que la oscilación vibratoria de nuestro ADN puede causar patrones de perturbación en el vacío produciendo agujeros de gusano magnetizados, equivalentes microscópicos de las perturbaciones Einstein-Rosen formadas en las inmediaciones de los agujeros negros (dejados por las estrellas que estallaron).

Estas son conexiones en forma de túnel entre áreas completamente diferentes en el universo a través de las cuales la información puede ser transmitida más allá del del espacio-tiempo. El ADN atrae estos bits de información y los pasa a nuestra conciencia. Este proceso de hiper comunicación o comunicación cósmica es de lo más efectivo en un estado de relajación o de meditación.
El stress, las preocupaciones o el exceso de pensamientos obstruyen esta hiper comunicación o distorsionan la información haciéndola inútil. En la naturaleza la hiper comunicación ha sido aplicada exitosamente por millones de años. El flujo organizado de vida en el estado de insecto prueba esto dramáticamente. El hombre moderno lo conoce solamente en un nivel mucho más sutil como "intuición". Pero nosotros, también, podemos recuperar pleno uso de él.
En la naturaleza, cuando una hormiga reina es separada de su espacio en su colonia, la construcción aún continúa fervientemente y de acuerdo al plan. Si se mata a la reina el trabajo en la colonia se detiene. Ninguna hormiga sabe qué hacer.
Aparentemente la reina envía los "planes de construcción" también desde muy lejos a través de la conciencia de grupo a sus sujetos. Ella puede estar tan lejos como lo desee, mientras que esté viva. La hiper comunicación en el hombre se encuentra más frecuentemente cuando uno repentinamente gana acceso a la información que está fuera del conocimiento base u ordinario.
Algunos animales "saben" también, desde lejos, cuando sus amos estan por regresar a casa.

Esta hiper comunicación es a veces experimentada como inspiración o intuición.

Hay muchos ejemplos, y algunos célebres:

El compositor italiano Giuseppe Tartini por ejemplo, soñó una noche que un demonio se sentaba al lado de su cama tocando el violín, a la mañana siguiente Tartini fue capaz de escribir la pieza completa exactamente de memoria, la llamó la Sonata Gorjeo del Diablo.
Dimitri Mendeleyev, químico ruso vió en sueños la clave para la organización de la Tabla Periódica de los Elementos.
Paul McCartney soñó su célebre canción "yesterday". Una mañana se despertó y tenía la melodía completa en su cabeza, se sentó en el piano y le dió forma inmediatamente. Para él era tan perfecto como le había llegado que en un principio pensaba que se trataba de alguna melodía que había escuchado antes.
El químico Friedrich Kekulé dedujo la estructura hexagonal de la molécula del benceno tras soñar con una serpiente que se mordía la cola.
Niels Bohr, físico danés descubrió gracias a un sueño la estructura del átomo, lo que le valió el Premio Nobel en 1922.

El ADN fantasma

Los científicos rusos irradiaron muestras de ADN con luz láser en cámaras especiales. En la pantalla se formó un patrón de ondas típico. Cuando retiraron la muestra de ADN, los patrones de onda no desaparecieron, si no que permanecieron. Decenas de experimentos de control demostraron que el patrón seguía proviniendo de la muestra retirada cuyo campo energético aparentemente subsistía por sí mismo. Este fenómeno fue denominado "Efecto del ADN fantasma"
Vladimir Poponin, físico cuántico, reconocido mundialmente por sus estudios sobre las interacciones entre los campos electromagnéticos y los sistemas biológicos, e investigadores del Biochemical Physics of the Russian Academy of Sciences se refiere así a ese efecto fantasma: "Después de reproducir esto muchas veces y verificar el equipo de todas las maneras concebibles nos vimos obligados a aceptar la hipótesis de trabajo de que alguna nueva estructura de campo estaba siendo excitada desde el "vacío" físico (actualmente recibe el nombre de Campo Punto Cero). Lo denominamos "ADN Fantasma" para dar énfasis a que su origen está relacionado con el ADN físico.

Se presupone que la energía fuera del espacio y del tiempo aún fluye a través de los agujeros de gusano luego que el ADN ha sido removido. El efecto colateral encontrado más frecuentemente en la hiper comunicación también en seres humanos son inexplicables campos electromagnéticos cerca de las personas involucradas.

El hallazgo más importante de estos experimentos es que proporcionan una oportunidad de estudiar la subestructura del vacío bajo perspectivas estrictamente científicas y cuantitativas. Es posible debido a la habilidad intrínseca del campo fantasma de acoplarse con los campos electromagnéticos convencionales.

"Esto implica que en ese acoplamiento podría producirse una transmisión de información desde lo que últimamente se ha dado en llamar "Campo Punto Cero", lo que en espiritualidad se llama: "el vacío creador". Se abre así un universo de posibilidades. De hecho, podría estar sucediendo que nuestro ADN esté recibiendo desde el primer día sus "instrucciones de ensamblado" más allá del espacio y tiempo conocidos. A partir de esas instrucciones la naturaleza holográfica del ADN iniciaría el proceso de organización. Una enseñanza budista muy antigua dice: "el vacío y la forma no son diferentes, el vacío se convierte en forma y la forma vuelve al vacío"

Antiguamente la humanidad había estado, como los animales, muy fuertemente conectada a la conciencia de grupo, ya que además actuaba como grupo. Para desarrollar y experimentar la individualidad nosotros los humanos de cualquier modo, tuvimos que olvidarnos de la hiper comunicación casi por completo, aunque conservamos nuestro instinto colectivo aún, incluso de manera inconciente. Así, una pequeña parte del cerebro, la corteza frontal (principalmente izquierda) se encargó hasta el momento de percibir y organizar la realidad. De ahí el desequilibrio y el aislamiento actual del ser humano "civilizado".

Pero ahora que estamos claramente estables en nuestra conciencia individual y que ya no la podemos llevar más lejos (se pueden ver los resultados), podemos crear una nueva forma de conciencia de grupo, principalmente una en la que tengamos acceso a la información contenida en el ADN sin ser forzados o remotamente controlados sobre qué hacer con esa información. Podemos ahora saber que, como sucede en Internet, nuestro ADN puede recoger información de la red y puede establecer contacto con otros participantes en ella.

Sanación a distancia, telepatía o clarividencia, pueden así ser explicados. Las conciencias están conectadas, solo hay que despejar, pulir, entrenar de nuevo este vínculo con la "conciencia universal", con la "red". Comenzar a percibirnos y a aceptarnos de otra forma.

La hiper comunicación para el ser humano moderno significa algo completamente diferente: Algunos científicos afirman que si los humanos con plena individualidad recobraran la conciencia de grupo, es decir, si son concientes de sus capacidades y de su conexión con la energía e información del universo, serían literalmente "dioses" con capacidad para crear, alterar y formar cosas sobre la Tierra. De hecho, esto es lo que hacemos siempre, somos creadores de realidades, está en nuestra naturaleza, solo que lo hacemos sin darnos cuenta y muchas veces en una dirección errónea e inútil. Lo interesante es conectar concientemente con esa conciencia, con ese "océano de potencialidad infinita".

La humanidad en forma colectiva se está moviendo hacia una nueva forma de conciencia colectiva.Muchos de los chicos de hoy serán niños con problemas tan pronto como ellos vayan a la escuela y sean "formateados". El sistema mueve pesadamente a todos juntos y de forma despersonalizada. Esta forma de educación demanda obviamente un ajuste, una actualización. De todas formas la individualidad de los chicos de hoy es tan fuerte, por la educación recibida, los condicionamientos del medio, etc, que muchos también rehusan este ajuste y abandonan sus idiosincrasias, su creatividad, sus pensamientos y sentimientos más puros y originales, de formas diversas, amoldándose cómodamente al sistema convencional.

Como sea, la misma evolución de la conciencia, hará que poco a poco la balanza se incline para el lado de la conciencia grupal, del ser humano conciente de sus posibilidades, viviendo en armonía y equilibrio, siendo creador conciente de su realidad.

Cuando mucha gente enfoca su atención o conciencia en algo similar como por ejemplo en Navidad, o el mundial de fútbol o en una catástrofe, entonces cierto número de generadores de números al azar en las computadoras de diversos centros de investigación, comienzan a entregar números ordenados en vez de números al azar, esto ha sido comprobado y demuestra la influencia de la conciencia colectiva en el mundo físico.

Resumiendo, los científicos rusos han realizado unos descubrimientos tan extraordinarios que amplian nuestra comprensión no solo de la genética humana, si no también de nuestra verdadera naturaleza y posibilidades. Es el punto donde la ciencia y la espiritualidad no están ya separadas, si no que expresan distintos aspectos de una misma verdad. Puede que en un futuro no tan lejano la Espiritualidad vuelva a ser la expresión más alta de la Ciencia.

3 comentarios:

jose angel dijo...

Hola Mariano:
Impresionante la narración, muy compleja a momentos por lo profundidad que implica.

La conclusión que das me parece inevitable, la coincidencia de la espiritualidad con la ciencia. A mi me gusta pensar que la espiritualidad es el camino corto y la ciencia es el camino largo, pero ambos van al mismo destino.

Me permito compartir esto contigo, que cuando lo leí me hizo recordar muchos de tus mensajes.

Un fuerte abrazo.

--
Circulación:

La espiritualidad comienza en las entrañas,
Asciende por la espalda,
Y retorna al ombligo.

La espiritualidad no es sólo una actividad mental. Es también una expresión de energía.

La fuente de esta energía es física, enraizada en la química básica del cuerpo. El auto cultivo refina esta energía para el logro espiritual. La iluminación, para un seguidor del Tao, es por lo tanto una realización psico-física: es un estado de ser mas que un mero entendimiento intelectual.

Una vez que la energía es despertada mediante ejercicios especiales y meditaciones, el seguidor del Tao sabe como hacerla subir. La fuerza comienza desde los genitales y sube por la espina dorsal. En su camino, nutre riñones, nervios y vasos sanguíneos. Cuando pasa la base del cráneo, se estimulan el sistema nervioso y la parte inferior del cerebro. Alcanzando la coronilla, este río de energía abre por completo el potencial subconsciente de un ser humano. Descendiendo, nutre los ojos, los sentidos, los órganos vitales. Cayendo en cascada hacia el ombligo, nos devuelve a nuestro estado de pureza original. Desde allí, retorna otra vez a las entrañas, lista para ser atraída hacia otro circuito. Tal como toda la existencia opera en un continuo entre la materia física bruta y los más sutiles niveles de consciencia, así también el seguidor del Tao utiliza todas las partes de su cuerpo, mente y espíritu para la devoción espiritual.

mariano giacobone dijo...

Es una buena descripción, bien práctica, no solo intelectual, incluye a la totalidad del ser. Muy interesante.
Un abrazo para ti jose angel

Anónimo dijo...

Estimado amigo: no sé si lo que propone el Sr. Garaiev es cierto o no. Ahora bien, recientemente he publicado un ensayo "El piano cuántico" en el que planteo un experimento aplicando variaciones de radiación al átomo de hidrógeno, de modo que dichas variaciones cambien de intensidad y ritmo como lo hace la música. Sin duda la música es una pista de lo que hay detrás,
Un abrazo
Elías Prada Galán