martes, 19 de marzo de 2013

Recoge tu espíritu


Tu mente te pertenece. 
Tu experiencia es única. 
Si no vives tu propia vida, alguien más lo hace por ti.
Si no creas tu propia realidad, si no desarrollas tus propios sentimientos y aspiraciones, si no evolucionas y no permites a la vida que se exprese a través de tu ser, entonces no eres diferente que un zombie, un muerto viviente.


Desde la cuna somos instruidos para creer y servir en este sistema injusto e inhumano, bajo pena de fracaso y exclusión. Han deformado los verdaderos valores del ser humano, fragmentado su mente, aprisionado su espíritu.


A fuerza de malas vibraciones y de una educación tendenciosa, han conseguido encerrar la conciencia, que por naturaleza es libre e infinita, entre cuatro paredes de materialismo y categorías absurdas.

Han modelado el cerebro para que funcione al castigo y a la recompensa.
Los niños que no se adaptan a esa enseñanza en 2D, obsoleta y aburrida, son catalogados como con "problemas de aprendizaje" y deben cargar con eso, pagando el precio de ser "diferentes", y en muchos casos, además, les dan medicamentos o los mandan al psicólogo!.



 Para los adultos no es muy diferente.
“Si te portas bien, tendrás tu premio, sino, ya verás, ya sabes lo que le pasa a los que no siguen las reglas establecidas… No querrás que el amo se enoje, no!?, no te gustaría quedarte solo, ni ser un looser, ni perder todo lo que tanto te ha costado acumular, no!?”

Definitivamente, la cultura no es tu amiga.

Las religiones conocidas, los dogmas, las ideologías, las instituciones enquistadas en el poder, representan el pasado.

La ciencia olvida al ser humano y corre detrás de la tecnología.
Los políticos olvidan al ser humano y corren detrás del poder.
Las empresas han olvidado al ser humano y corren detrás del dinero.

La sociedad en su conjunto ha olvidado al ser humano y corre asustada en todas las direcciones, sin sentido.
Es obvio, el sentido de la vida lo da el espíritu.

Estamos dirigidos por los peores, los más incapaces. Gente con miedo, de mente estrecha, ávidos, mentirosos, estúpidos y egoístas. Y aunque quizás, algunos, en la pirámide social, sean sinceros y crean en lo que hacen, de una manera u otra todos participan y son intermediarios de la mentira.


Nos han robado el derecho a la salud y a la felicidad.

Los amos que hacen las normas, te inoculan sus miedos y principios y te venden sus productos. Se han apoderado de tu mente. Tus pensamientos ya no te pertenecen, han tomado el control de tu cuerpo emocional.
Los programas son tan eficientemente instalados, que aunque intelectualmente pienses lo contrario y creas que haces lo que quieres, cuando suena el pito, todos hacen la cola para votar y pagar sus impuestos, y quizás luego, como recompensa puedan ir a McDonald´s.

“El burrito sencillo va solito al corral”, dice una canción.


En el fondo, aunque no guste, todos esperan que les digan que hacer, que pensar, a donde ir, como educar a sus hijos, a que dioses rezar, a quien votar, como vestir, que comer, ¿a quien debo parecerme para no fracasar en la vida?

Triste realidad para seres dotados de conciencia infinita, de una inteligencia que evoluciona. Capaces de amar y perdonar y viajar con sus mente más allá del tiempo y del espacio.

Pero algunos despiertan, renacen, recuerdan y comprenden que todo es una ilusión, solo un viaje, una experiencia. Realizan lo transitorio y relativo de las cosas. Asumen su naturaleza universal y eterna y toman el control de sus vidas, de sus pensamientos, de sus emociones.
Y entienden que no es solo un viaje de ida, una línea recta y aceptan que además, no van solos.
Entonces vuelven y se lo comunican a los otros: ¡Hey, despierten, no se dejen abusar, somos libres, siempre lo fuimos, tomen de vuelta sus mentes, enderecen la espalda, sean felices, no se identifiquen con esta mierda llamada “sociedad”. Apaguen la TV y los celulares. No tengan miedo, aprendan a comunicar con el corazón, a escuchar a la naturaleza, a observar su propia vida, íntimamente. Son seres luminosos, permitan que brille su luz interior e ilumine el camino de otros. Si son así, el universo entero abrirá sus puertas y les ofrecerá sus secretos, porque resonarán con su esencia, ya que el universo, el Creador, es transformación y amor incondicional”.



Eres conciencia infinita.

Recoge tu espíritu.


3 comentarios:

Pablo dijo...

No puedo estar más de acuerdo. Gracias!

Debunkers dijo...

Valiosa entrada en su sencillez y aparente anacronismo, pues el problema que encontrarán los que quieran recoger su espíritu es que no lo van ha encontrar, dado que el pulpo político que atenaza todas las políticas quiere sólo cuerpos obedientes y no espíritus humanos. A menos que se acumulen recursos interiores y se vele por ellos contra viento y marea -cosa posible pero no fácil debido a nuestra vulnerabilidad- se presentan tiempos difíciles para la autorrealización. Sólo los violentos arrebatan el reino, y no es tarea de adolescentes eternos encontrar el equilibrio entre violencia para resistir y continuar y esa paz interior sin la que el progreso interior no se aclara.
Felicidades por pensar así y que sean muchos. De esa manera se podrán cambiar la cultura y la política extraoficial de carácter dictador que han dejado atrás al ser humano y su verdadero desarrollo.
En fin, todo se ve según la posición en que se esté. Espero que mis reproches respondan únicamente a mi propia negligencia personal.

mundoairun dijo...

Gracias, gracias, gracias,...
muchas veces necesito leer y releer una frase para poder llegar a entender o creer que entiendo. Y aún así muchas veces me pierdo aunque sigo leyendo.
Esta vez me ha gustado mucho porque se ha expresado de forma bella y sencilla algo que a mi me cuesta explicar aunque lo he intentado :)
millones gracias!

http://mundoairun.wordpress.com/2013/03/05/si-el-dinero-no-importara-que-harias/