domingo, 24 de enero de 2010

El homúnculo sensorial y motor



El término homúnculo (del latín homunculus, ‘hombrecito’, a veces escrito homonculus) es el diminutivo de hombre (a menudo despectivo) y se usa frecuentemente para ilustrar el funcionamiento de un sistema.

Se usa también comúnmente para describir una figura humana distorsionada dibujada para reflejar el espacio sensorial relativo que nuestras partes corporales representan en la corteza cerebral.

El homúnculo sensitivo se puede definir como la proyección de las áreas sensoriales de la piel y articulaciones sobre una sección del cerebro, la corteza somatosensorial. Si registramos esta información mediante electrodos podemos hacer un mapa con el destino de las señales sensitivas. Se representa la mitad contralateral invertida del cuerpo, ya que las fibras nerviosas se entrecruzan a nivel del tronco encefálico.

Esta representación es flexible y se puede modificar con la experiencia.

Las áreas que más espacio ocupan son los labios, las manos y en líneas generales la cara. Esto es debido a la mayor sensibilidad de estas partes y a la complejidad de movimientos de los músculos faciales que mediante la mímica son capaces de expresar una gran cantidad de emociones.

Las manos son características de nuestra evolución. El hecho de “oponer “el pulgar, es decir, poder tocarse la punta de los dedos con el pulgar permite cerrar el puño y ejecutar movimientos delicados. Esto le permitió a nuestros antepasados como el homo habilis, evolucionar, y junto con la capacidad de hablar (mímica, expresión) crear una sociedad compleja, arte, culturas, obtener más recursos del entorno, etc.

Por eso nuestras manos y rostro (ojos, boca) están ligados a la evolución del pensamiento, reflejando el estado de la mente y lo que hacemos con estas partes influye en el cerebro, mucho más que por ejemplo, la información proveniente de los muslos o la espalda.

También hay un homúnculo motor; las partes del cuerpo se representan en la corteza motora primaria, ubicada en el lóbulo frontal.

Al igual que para la sensibilidad, en el área motora, la mano, la boca y los pies están representados con mayor tamaño que el resto, es evidente ya que sus movimientos son más complejos y requieren mayor precisión. Por ejemplo el pulgar, que se usa en miles de actividades complejas, aparece mucho más grande que el muslo o el antebrazo, que tienen un movimiento relativamente simple. La corteza motora primaria de un hemisferio controla el lado opuesto.
Otra zona relacionada es la corteza premotora que está relacionada con la elaboración de patrones de respuesta e interviene en movimientos complejos. Está situada delante de la corteza motora primaria (áreas 6 y 8 de Brodman). Recibe aferencias desde los ganglios basales.

Desde el punto de vista de la circulación de la energía vital (Chi), las manos y los pies son grandes conductores de energía, de hecho los principales canales por donde esta circula se inician o terminan en los dedos.

Esto es conocido desde la antigüedad. En el chi kung y en el taichi la forma en que se mueven y posicionan las manos y pies es muy importante, al igual que su conexión con la mente y la respiración.

En la postura de zazen la posición de las manos es fundamental. Se le llama hokai jojin. Se dice que en ellas se contiene el cosmos entero. En otras formas de meditación las manos adoptan diferentes posiciones (mudras). Esto genera una influencia directa y profunda en la conciencia.
También en el homúnculo se refleja la propiocepción cinestésica, es decir, cómo se siente el cuerpo al moverse. Esta representación cortical desempeña un papel principal en el fenómeno del miembro fantasma y su opuesto, o sea la desaparición de miembros corporales de la percepción consciente causada por ciertas lesiones cerebrales.

El homúnculo motor evoluciona con la edad y difiere de una persona a otra.

La mano en el cerebro de un recién nacido es diferente a la mano en el cerebro de un pianista. Este tipo de diferencias está presente también en otras condiciones. Probablemente puedas flexionar y extender sólo la punta de tu pulgar a voluntad. La mayoría de la gente puede hacer esto con bastante facilidad, pero relativamente poca gente puede hacer movimientos análogos con el resto de los dedos. Algunos pueden plegar o girar la lengua, otros mover en forma independiente cada oreja o arquear una sola ceja. La diferencia se debe a las variaciones en la organización funcional de las áreas del cerebro relacionadas, es decir presentan un mayor número de neuronas asociadas.

Hay que destacar la gran capacidad plástica del cerebro y la maleabilidad de su estructura funcional.

Esto significa que si utilizamos mas una parte del cuerpo, el cerebro generará un mayor número de conexiones (sinapsis) en el área correspondiente a esa parte, modificando y reestructurando la red neuronal y por lo tanto su fisiología.

9 comentarios:

jose angel dijo...

esto es interesante,

ayer vi en tv que en estados unidos estan probando una cirugia a los pacientes con epilepsia, consiste en extraer alrededor de un 7% de masa cerebral, lo cual deriva en la perdida de cierta función motora, por ejemplo, la movilidad del brazo y piernas izquierdas,

inmediatamente despues de la cirugia inician los estimulos al paciente para que haga esfuerzos por mover esos miembros y lo maravilloso es que si lo estan consiguiendo en corto tiempo,

o sea que, el resto del cerebro se modifica para hacer el trabajo que estaba a cargo de la masa removida.

me parecio increible, ademas porque los pacientes dejan de padecer los ataques.

no deja de maravillarme el cerebro

saludos Mariano.

mariano giacobone dijo...

Hola Jose Angel, el tema da para profundizar y experimentar, Lo que he querido mostrar es la enorme relación que existe entre las manos, por ejemplo y el cerebro y la gran capacidad plástica de este.
Esto que cuentas sobre la cirugía en epilépticos no es nuevo, en algunos casos los ayuda y en otros, los efectos secundarios y las secuelas de la cirugía son tan o más graves que la enfermedad en si misma.
Hay formas menos cruentas y más creativas de reconectar y mejorar el ritmo y las funciones del cerebro. Solo exigen perseverancia y práctica, y un buen método, obviamente.
Lo importante, además, es el trabajo desde la salud, como un entrenamiento o aprendizaje para aumentar las capacidades cerebrales. Y esto nos concierne a todos.
Gracias por escribir e interesarte
un abrazo
mariano

jose angel dijo...

Mariano,

seria posible que ampliaras un poco porque la posicion de las manos tiene efecto en la consciencia?

quiere decir que ayuda a estar mas atento al presente?

mariano giacobone dijo...

Hola Jose Angel, en realidad no es que las manos sean más que otra parte del cuerpo, ya que somos conciencia en nuestra totalidad, cada célula tiene conciencia. Pero las manos al volverse mas especializadas ocupan una zona mayor en el cerebro, o sea un mayor cantidad de neuronas, asi que lo que estas hacen influye en mayor proporción que por ejemplo la espalda, queocupa una zona más pequeña.
Al mismo tiempo las manos son un reflejo del estado de la mente. Hay gente que esta nerviosa y muerde sus uñas, otro mueven las manos todo el tiempo, otros las esconden. Si alquien te señala directamente con el dedo índice es diferente a que lo haga con el codo. Algunos llevan sus manos a la cabeza en señal de preocupación.
Puedes concentrar tu espíritu en el movimiento de tus manos, practicando respiración, como en taichichuan, o en chi kung, o tocando un instrumento musical.
En zazen, la posición de las manos es inmovil, por eso concentra una gran cantidad de energía y ayuda a la concentración profunda.
Todo esto evidentemente favorece la atención en el momento presente y un estado de espíritu normal, tranquilo y equilibrado.
No es poca cosa.
Un abrazo
Mariano

jose angel dijo...

...ya veo.

si me permites otra pregunta...

todo el cerebro es una red neuronal, pero para cada habilidad se activan cierta cantidad de neuronas a la vez, este conjunto también es una red neuronal, entre mas veces hagamos algo la red que sustenta a esa habilidad se vuelve mas firme, mas fácil de activarse, con menor energía y en menor tiempo, esto explica los hábitos, ¿cierto?

la negatividad en el humano esta respaldada en múltiples redes neuronales, por eso es mas fácil ser negativo que propositivo.

mi pregunta es:

¿la consciencia, o sea, estar atento a lo que ocurre aquí y ahora, sin pensar, también esta sustentada en una red neuronal?
¿necesitamos practicarla para que se afirme en nuestro cerebro o es algo mas allá de esto?

(de paso, gracias por el tiempo que dedicas a contestarme)

un abrazo

mariano giacobone dijo...

Sí, hay que considerar al cerebro como una unidad funcional con múltiples especialidades y áreas funcionales.
No creo que sea mas fácil ser negativo que positivo, en realidad es al revés.
La vida es en si misma un hecho positivo, un desequilibrio positivo donde antes no habia nada. Aprender es un hecho positivo, ya que adquieres conocimientos, bits de información, mejoras el rendimiento y la capacidad de adaptación.
La condición normal es sentirse bien, amando, pensando positivamente,en salud y felicidad, aprendiendo, compartiendo, etc.
Lo negativo existe para que exista lo positivo, sinó sería nada, como lo es en esencia, vacío. Además, es relativo. Lo que es bueno para el lobo no lo es para la oveja.
Creo que es mas difícil ser negativo, por eso el sufrimiento, pero es a partir del sufrimiento que se aprecia el valor de la felicidad. Una vez que lo aprendes ya no te hace falta sufrir para saberlo.
Otra cosa, es un hecho científico que un pensamiento positivo contiene mucho más poder (energía)que uno negativo, Tiene el poder de curar, de crear, de generar, de estimular, de poner luz donde antes estaba oscuro. En fin, es interesante.
Mas pensamos en una cosa, o mas movemos una parte, la red neuronal correspondiente se refuerza. Ese es el valor de la repetición, del hábito, de la práctica.
Bueno o malo. Por eso los malos hábitos hay que desprogramarlos y en su lugar instalar formas de actuar y pensar positivas e inteligentes. Acorde a nuestras necesidades actuales, a nuestros ideales y objetivos.
Tu pregunta es interesante, hay muchos puntos de vista, pero es evidente que lo que llamamos conciencia corresponde a una actividad de las neuronas, pero no es solo esto, la ciencia está limitada a este nivel.
Hay muchas especulaciones y recién ahora se están planteando las preguntas correctas para buscar en la dirección apropiada.
Este es el enorme poder que guarda nuestro cerebrito.
Mejor cuidarlo.
Busca en otras entradas del blog que hay mas información sobre este tema.
un abrazo
Mariano

jose angel dijo...

Hola nuevamente,

fue muy clara tu explicación anterior.

quisiere molestarte con una pregunta algo fuera del tema de este post:

creo que uno no debe interferir en la vida de otras personas, por ningun motivo, aunque yo piense que estan haciendo algo que les causa mal, o sea, tratar de que cambien, a menos que esten interesadas.

pero en la situacion especifica de las personas que trabajan para un patron y estan mostrando habitos destructivos para si mismos y para la empresa, cuando es evidente que necesitan cambiar porque sus pensamientos son negativos

¿como piensas tu que es sano abordarlos para que capten que un cambio profundo en ellos mismos sería de beneficio para la empresa y para su vida personal?

¿como dar el mensaje para que no lo entiendan como una imposición externa y lo tomen como propio al cambio mismo?

de antemano gracias y un abrazo Mariano.

mariano giacobone dijo...

Mandalo a practicar zazen o chi kung, y tambien al resto, jefes y empleados y ahi tendrás seguro un ambiente positivo. Hay que calmar su espíritu y que vea las cosas con mas claridad.
A menos que exista una cuestión laboral específica que debe resolverse lo mas humanamente posible, ya que lo más importante no es la empresa sino el ser humano. En fin puedo decir esto porque no soy empresario y porque me interesa la felicidad de los demas.
UN abrazo Jose Angel, aqui subo otro post, quizás te aclare más la cosa.

antonio.machado92 dijo...

Muchísimas gracias, me ayudaste mucho.