domingo, 5 de julio de 2009

zazen y salud






Si bién zazen no es un método de salud, como método de salud es el mejor.
Esto es así porque la meditación zen (zazen) es una postura de despertar, que permite la apertura de la conciencia y la vuelta a la condición normal y equilibrada del cuerpo y de la mente.

Veamos esto con más detalles.

La práctica de zazen viene dada por la experiencia del Buda Shakyamuni, quién después de abandonar su vida cómoda y lujosa de príncipe y posteriormente su dura vida de asceta, que lo deja casi al borde de la muerte por debilidad; se sentó en zazen abandonándolo todo (cuerpo y espíritu) y de esta manera luego de una auténtica "revolución interior" recobró el equilibrio y la condición normal.

A esto se le ha llamado "iluminación" o "despertar".

Simplemente fué conciente de su auténtica naturaleza, de su esencia pura y universal y pudo percibir con la totalidad de su ser la raiz del sufrimiento y la enfermedad, o sea, curó su cuerpo-espíritu y recobró la salud y la felicidad.

A partir de ese momento y hasta su muerte, dedicó su vida a enseñar y transmitir esta práctica, como un verdadero sanador espiritual, para ayudar a los demás a trascender su sufrimiento y percibir una nueva realidad acorde a la naturaleza esencial del ser humano.

Su sistema de curación se resume en lo que llamó: "Las 4 nobles verdades".

1ª verdad- El síntoma: La vida es sufrimiento.

El nacimiento es sufrimiento, la enfermedad es sufrimiento, la vejez es sufrimiento, separarse de lo que se ama es sufrimiento, estar con lo que no se ama es sufrimiento, y así podemos seguir con la lista. Al igual que los signos y síntomas de una enfermedad.


A priori parece una visión negativa de la vida, sin embargo, es el primer paso en la curación: la observación del síntoma. Este sufrimiento es también el estado de insatisfacción profunda, o vacío existencial que aqueja al ser humano.


El Buda lo evidenció de esta manera bien clara, para poder ayudar a los demás a curarse y evolucionar. Si hubiera dicho: La vida es joda, está todo bién, todo es felicidad! (lo cual tambien es verdad), nadie le hubiera hecho caso (igual que al médico).


2ª verdad-El diagnóstico: La causa del sufrimiento.

El origen de esta insatisfacción y del sufrimiento es la ignorancia que provoca 2 actitudes mentales y emocionales extremas. Por un lado el deseo con todas sus variantes (apego, anhelo, ansiedad, ambición, avaricia, etc.) y por el otro el rechazo o aversión, también con sus distintos tipos (agresividad, cólera, odio, etc.). Estas actitudes son las que llevan a tomar decisiones erróneas o "torpes", fuente de más sufrimiento. Muchos problemas psicológicos son simplemente el fruto de estas malas decisiones del pasado.

En este contexto podríamos traducir a la ignorancia como "falta de claridad mental".

Se refiere a un error en la percepción de la realidad. O lo que es lo mismo, a un estado de ilusión perceptual.


Como seres vivos necesitamos de una determinada percepción del medio interno y externo para poder adaptarnos, sobrevivir y evolucionar.

Sin esta adaptación cualquier organismo termina por perecer y extinguirse.

A su vez, la capacidad de adaptación está ligada a la inteligencia o a las capacidades cognitivas de ese organismo. En otras palabras, la adaptación y superviviencia dependen directamente del conocimiento del medio interno y externo en el que vive.

En el ser humano el sufrimiento aparece por un error en la mente que no percibe con claridad la realidad en la que vive, y por lo tanto no se adapta, sufre y enferma.

El pensamiento dualista: La mente conciente que procesa la información percibida por los sentidos y luego proyecta su "realidad", al igual que un holograma, utiliza un programa o "software" que trabaja de manera dual o binaria, igual que los ordenadores: 0-1, blanco-negro, bueno-malo, yo-los otros, sujeto-objeto, materia-espíritu, etc.

Esto es así porque el hemisferio cerebral izquierdo, por razones evolutivas, educativas y culturales tomó predominio. Esta parte del cerebro trabaja de manera secuencial, siguiendo una lógica binaria, que separa las partes para comprender y poder describirlas. La ciencia tomó este camino, y la civilización moderna se fué desarrollando con estos "patrones" de funcionamiento, dejando de lado la otra parte (el hemisferio derecho) que se ocupa de religarnos con la totalidad, es decir, de percibir la información como un "todo", pero claro, como es mudo y se "vuela" fácil, y al ser imaginativo, musical e incluso "atemporal", a lo largo de la evolución, social e individual, perdió funciones y así la mente dualista quedó como la única encargada de generar la realidad y los mecanismos de adaptación.

He aquí una de las razones del desequilibrio y la fragmentación del ser humano.

La impermanencia: Todo lo que nace un día muere. Una verdad fundamental de la vida en el universo, que es ignorada por la mayoría de los seres humanos. Esta falta de comprensión hace que aparezca el apego y la aversión y que muchos tomen decisiones todo el tiempo como si fueran a vivir eternamente, sin tener en cuenta la transitoriedad de la vida y de los fenómenos. Todo está en continuo movimiento y transformación, no tener en cuenta este hecho genera insatisfacción y sufrimiento perpetuamente.

El "yo": La creencia en un "ego" sustancial, es decir, pensar que nuestro "yo" tiene sustancia propia o existencia real, es otro error. La mente en un intento por conocerse a sí misma y además por los errores perceptuales anteriormente descriptos, se separa y se diferencia del resto y queda fija en una imagen. Así se crea la "personalidad" y se va desarrollando el egoísmo, es decir, el culto a sí mismo. Una ilusión que es también fuente de más dolor y sufrimiento. Nada existe por sí mismo. Lo que llamamos "ego" no es mas que la actualización momentánea de múltiples factores interdependientes en el tiempo y en el espacio.

3ª verdad-El pronóstico: El sufrimiento puede ser curado.

La ignorancia puede ser trascendida y los deseos sublimados.


El camino de la curación comienza con el reconocimiento del síntoma (del error), el descubrimiento de su o sus causas y la aplicación del tratamiento correcto.


Teniendo en cuenta que nuestra naturaleza es en esencia pureza y armonía y por lo tanto contiene la capacidad de generar salud y felicidad. En esto se basa la confianza en el tratamiento. Cada uno tiene la capacidad de curarse y despertar a una nueva dimensión de la vida, mas amplia, feliz y equilibrada; así venimos de fábrica. El pecado "original" es una mentira de la religión organizada para someter las voluntades de los pobres fieles, pero en verdad el único pecado es la ignorancia (del ser esencial).


Cada uno lleva en sí la naturaleza de buda o dios, mejor dicho, es un buda. No se trata de salir a buscar "verdades" ajenas, sino mas bién de despejar las causas que nos impiden que esta naturaleza original florezca y se manifieste. En el zen se dice "atrapar la raiz no es quedarse con la ramas". Para esto el mejor método, el más elevado, es zazen.

4ª verdad- El tratamiento: Se basa en lograr la unidad del cuerpo y el espíritu y de adoptar posturas y actitudes que permitan que se manifieste naturalmente la auténtica naturaleza.

La educación en el zen es muy profunda y eficaz y constituye el mejor tratamiento para resolver el problema del sufrimiento y el vacío existencial.

Practicando cotidianamente y sin objetivo egoísta las posturas fundamentales del ser humano.

Muy simple: zazen:la postura sentada de meditación ; kin hin: que es la marcha del buda sobre la tierra, una caminata ritmada por la respiración, donde cada paso es único y definitivo; samu: el trabajo concentrado sin la busqueda de provecho propio; sampai (posternaciones): tocar con la frente el suelo apaga el discurso continuo del cerebro frontal (sede de la personalidad) volviéndones normales y humildes, y por último el alimento (gen mai): simple, natural, suficiente, comido en silencio por respeto y agradecimiento.

Esto representa el retorno a la condición normal del cuerpo y del espíritu. Inconciente, natural y automaticamente, y su influencia ilumina el cosmos entero. Es así.

En el próximo post van los cambios fisiológicos y los beneficios psicosomáticos, demostrados por la ciencia, de la práctica de zazen.











2 comentarios:

BeTina dijo...

Hola Mariano! Muy interesante este y los otros artículos relacionados a Zazen. Para leer con calma y detenidamente.
Sigo explorando el sitio, me ha sorprendido para bien y alegrado, sobre todo porque somos vecinos.
Seguramente ya nos pondremos en contacto vía mail.
Agradezco todo lo que brindas en tu espacio.
Un saludo, desde playas cercanas (Valeria del Mar)
BeT

Anónimo dijo...

excelente blog... lo sigo hace un tiempo.. segui asi!!